Lo que aprendimos en Machu Picchu.

Contratamos una combi por s/60 que nos llevó del Cusco hasta hidroeléctrica. Un camino lleno de curvas, de subidas y bajadas, en el que puedes descomponerte un poco. Te aconsejo llevar algunas píldoras que venden en las farmacias para que no te sientas tan mal.

El camino fue bastante duro. Son cinco horas hasta Santa Teresa, donde te puedes quedar un día para conocer las termas que muchos recomiendan. Es un pueblo bastante pequeño, pero muy bonito y pintoresco. dsc_0274

Nosotros decidimos continuar hacia hidroeléctrica, donde nos esperaba una larga caminata de once kilómetros por las vías del tren. Una caminata también dura pero placentera. Los sentidos se alimentan a cada paso que das: los olores, los sonidos, los paisajes, indescriptible.

AGUAS CALIENTES: EL PUEBLO DONDE NO SE DISTINGUE EL CIELO.

Al llegar Aguas Calientes nos instalamos en un hotel muy cerca de la Plaza principal. La habitación nos costó S/50 los dos. Buen wifi, ducha de agua caliente y televisión(que casi ni lo usamos, por razones obvias).

dsc_0345
En Aguas Calientes.

Calló la noche y salimos a recorrer el pueblo. Es una hermosura de punta a punta. Muy chico,un pueblo “de paso” pero que vale la pena quedarse varios días. Sentir las aguas del Río Urubamba correr por entre las montañas no tiene precio.

Caminando por el Pueblo en la noche, mirábamos hacia arriba, y las montañas se confundían con el cielo y las nubes. Un espectáculo.

A la madrugada del día siguiente teníamos el ticket para ingresar a la tan deseada Machu Picchu, así que decidimos ir a dormir temprano.

Se puede llegar a la entrada de la ciudadela de varias formas: en Aguas Calientes existe un servicio de buses que  por $12 dólares que te lleva hasta el ingreso. Si quieres abaratar costos, puedes hacer el mismo trayecto caminando. Cuesta un poco, pero es la forma más económica de hacerlo.

SUEÑO CUMPLIDO: ¡ESTAMOS EN MACHU PICCHU!

Nos fuimos acercando poco a poco a la ciudadela. Las casitas de piedra ya podían observarse detrás de una espesa niebla que nos azotaba esa mañana. No habíamos ingresado aún, y ya podíamos sentir la energía del sitio. dsc_0413

¡Imaginen nuestra alegría! Lo soñábamos hace tiempo, guardando peso por peso para cumplir este maravilloso objetivo. Y ahí estábamos
: explotando de felicidad. Se notaba en nuestras caras, con sonrisas de oreja a oreja, con ganas de caminar y recorrer cada rinconcito. Nada nos detenía, ni la altura, ni el cansancio que traíamos de todo el viaje, NADA. Nuestra felicidad reinaba y nuestro espíritu crecía a pasos agigantados.

Avanzábamos y en cada piedra que tocábamos se nos plantaba la duda: ¿cómo carajos llegó hasta ese lugar?. Una majestuosidad que en cada paso,dsc_0408 comenzaban a abrirse incógnitas que ya habíamos cerrado cuando mirábamos los documentales, y nos explicaban todo con detalle. Sin embargo, estando ahí, volvían a resurgir. Nos parecía imposible, una construcción mágica, misteriosa y realmente fascinante.

Machu Picchu nos dejó asombrados. Su majestuosidad es más grande de lo que se ve en las fotografías. Piedras de varias toneladas, la ciudad en la cima de una montaña y rodeada de ellas. Selva, ríos, nubes: la ciudad del cielo.

LO  QUE LA CONQUISTA DEJÓ: EL CUSCO.

Cuando uno visita Machu Picchu, se cuestiona muchas cosas. Dentro de mi, automáticamente hice una comparación con el Cusco y todo lo que la ciudad representa. Ciudad española, con sus catedrales y sus  fachadas que dsc_0421son un reflejo de lo que fue  la conquista: el aplastamiento de una civilización y la instauración de las costumbres y creencias de otra.

Uno no se imagina ante tanta grandeza,  cómo el Ser Humano ciego por el poder, haya pisoteado tanta inteligencia,destruido tanta arquitectura,  para instaurar su sociedad: de decadencia.

Dentro de Cusco, aún quedan vestigios de sociedades incaicas, como por ejemplo, “el muro de los Incas” , y en frente, lo que los lugareños llaman “el muro de los incapaces“.  De un lado, vemos un muro en el cual no cabe una pluma en sus separaciones, y si miramos al muro de enfrente, observamos un muro totalmente diferente, el de la decadencia.

dsc_0454

LO QUE MACHU PICCHU NOS DEJÓ.

Machu Picchu fue nuestro primer objetivo. Nos llevamos el alma recargada con su magia y su misterio. Con cada piedra que tocamos y con cada paisaje que observamos. Machu Picchu es un destino que te cambiará la cabeza, la energía y el alma.

Machu Picchu nos dejó muchas enseñanzas.

Nos enseñó a observar: cada detalle, cada momento, cada paisaje.

Nos enseñó a escuchar: sus animales y sus ríos.

Nos enseñó sentir: en cada piedra  que tocamos nos sentimos parte de la ciudad.

Machu Picchu nos enseñó a soñar y a luchar por lo que queremos. Soñamos, trabajamos, llegamos y ojalá: volvamos.

dsc_0550

Anuncios

7 comentarios en “Lo que aprendimos en Machu Picchu.

  1. hola gente linda! Me encanto su experiencia, ahora en abril yo voy con una amiga y estamos muy emocionadoS, sin dudas la mejor inversión es conocer estos lugares de tanta misticismo!! Un abrazo y gracias por compartir

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Ezequiel! Me alegro que te haya gustado el blog. Van a volver enamorados, pero enamorados de verdad. Se los prometo!!!!!!!!!!!
      Cualquier duda que tengas, escríbeme, no hay problema. Les mando un abrazo grande y buen viaje!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s