El vuelo del Cóndor en la blanca Arequipa.

Viajamos de Ica a la gran Ciudad Blanca. Con su plaza principal y su hermosa catedral que enamora la vista, Arequipa comenzó a adentrar nuestro corazón en las provincias peruanas.

El viaje dura unas 16 horas y las salidas de Cruz del Sur(empresa en la que recorrimos casi todo el Perú) desde Ica, son en la noche. Pasamos casi todo el viaje durmiendo y aprovechando para descansar ya que nos esperaría un día largo.

Llegamos a las 10 AM y nos alojamos en “MANDALA ROOMS”. Una estadía espectacular, ya que llegamos antes del CHECK IN y nos dejaron entrar a la habitación igual y sin problemas.

LA PRIMERA IMPRESIÓN DE AREQUIPA:

Antes de salir decidimos arreglar con el hostel para que nos organice la ida al Cañon de Colca. Nos costó unos S/60 cada uno y nos recogerían por el hotel en la madrugada.

img_6614
Al pie de la Catedral blanca

La altura se comienza a hacer sentir: la caminata hacia  la Plaza de Armas nos costó un poco, pero llegamos sanos y salvos.

Arequipa es una hermosa ciudad con un casco histórico muy significativo e importante.

Su catedral está construida de ignimbrita: una piedra de origen volcánico extraído de no muy lejos de la ciudad. La fachada que da hacia la plaza principal es hermosa: blanca con -un estilo neo-clásico  INCREIBLE. Con unos mates nos sentamos en un banquito de la plaza solamente a observarla mientras la gente pasaba.

DE CAMINO AL CAÑÓN:

El viaje desde la ciudad hasta el Cañón de

dsc_0913
La danza del amor.

Colca es duro. Hasta el primer pueblo, CHIVAY , donde desayunamos fueron unas 4 horas de curvas y algo
de altura que valieron la pena. Allí,  los locales nos mostaron “La danza del amor”. Una experiencia que sin dudas hay que vivir.

Seguimos camino al cañón, alimentando el alma con los paisajes que veíamos. Curvas, curvas y curvas que no se hacían notar por la belleza de las montañas, los picos nevados y la gente local amable.

EL CÓNDOR QUE VUELA:

Cuando llegamos no podíamos creerlo. Tanto soñarlo, tanto planificarlo: lo estábamos viviendo, estábamos ahí.

El Cañón del Colca es una belleza natural: seguíamos sin creerlo (y aún no aparecía el cóndor). Mientras sacábamos algunas fotografías y nos alimentábamos del paisaje pudimos divisar el vuelo del cóndor a lo lejos: como tres sobrevolando! Imaginen nuestra felicidad, realmente indescriptible.

dsc_0977
A los pies del cañon. 

También pude divisar uno muy muy cerca, en el mirador del cóndor. Ver su vuelo me removió la mente, el alma y el corazón.

No pude fotografiar al cóndor con su vuelo: pero aproveché  a guardarlo en mi memoria.

Sin embargo, les dejo una fotografía de mi gran amigo Arturo Bullard . Ingresen a su blog: en él podrán encontrar más información para su viaje por Perú!

15-condor-can%cc%83on-del-colca-arequipa-peru-arturo-bullard-copia
Fotografía del cóndor y su vuelo  por Arturo Bullard.

El vuelo del cóndor simboliza la libertad del Perú y de Latinoamérica entera. Simboliza la lucha de los pueblos originarios y su amor a la pachamama. ¡Que viva el Perú y  Latinoamérica unida!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s